eug|

revistas electrónicas de la Universidad de Granada

Un Ma‘asé Yehudit en judeoespañol: edición crítica de tres versiones aljamiadas de Esmirna (1904, 1905 y 1913)

Edition and Study of the last Sephardic Version known of the Ma‘asé Yehudit. Izmir (1904, 1905 and 1913)

Pilar Romeu Ferré

tirocinio@tirocinio.com

Editorial Tirocinio

ORCID 0000-0002-9640-4952

Recibido: 6-03-2019 | Aceptado: 23-05-2019

http://dx.doi.org/10.30827/meahhebreo.V68i0.1019

Resumen

El propósito de esta contribución es presentar la edición crítica de la quinta y última de las versiones sefardíes aljamiadas que conocemos hasta el momento del Ma‘asé Yehudit (‘Historia de Judit’). Se publicó por primera vez en Esmirna, en el periódico El Meseret del año 1904. Al parecer, se tradujo al judeoespañol de un original hebreo, que no hemos identificado, pero que sigue la tradición textual de la Vulgata, siendo la única versión aljamiada que sigue esta tradición.

Palabras clave: Biblia; libros apócrifos; judeoespañol; Judit; El Meseret; Alexandr Ben-Guiat; literatura sefardí; edición de textos sefardíes aljamiados; traducciones bíblicas; cuento sefardí; colecciones de cuentos hebreos; Esmirna.

Abstract

The proposal of the present contribution is to present the critical edition of the fifth and the last Sephardic version known of the Ma‘asé Yehudit. It was published for the first time in Izmir, in the periodical El Meseret in 1904. Apparently was translated to Judeo-Spanish from a Hebrew text, not yet identified, that follows the textual tradition from the Vulgata. It constitutes the only Sephardic version following this textual tradition.

Keywords: Bible; Apocryphal books; Judeo-Spanish; Judith; El Meseret; Alexandr Ben-Guiat; Sephardic literature; Edition of Sephardic aljamiado texts; Ladino; Biblical translations; Sephardic stories; Jewish short story collections; Izmir.

cómo citar este trabajo | how to cite this paper

Romeu Ferré, Pilar (2019), Un Ma‘asé Yehudit en judeoespañol: edición crítica de tres versiones aljamiadas de Esmirna (1904, 1905 y 1913). Miscelánea de Estudios Árabes y Hebraicos. Sección Hebreo, 68: 127-158. doi: 10.30827/meahhebreo.V68i0.1019

1.Preliminar 1

El propósito de esta contribución es presentar la edición crítica de la quinta y última de las versiones sefardíes aljamiadas que conocemos –hasta el momento– del Maʿasé Yehudit (‘Historia de Judit’). Esta versión se inicia con su publicación en el periódico El Meseret de Esmirna en 1904 (BHB 000329116) bajo el título de Yehudit o la bula ĵuíca [en adelante E1904 2]. Esta versión siguen dos ediciones más: los libritos Yehudit o la bula ĵuíca. Relevado del Meseret del 5665 (Esmirna 1905) (BHB 000328304) [E1905] y El cuento del nes de Ḥanuká ĵuntos la historia de la bula ĵuíca (Esmirna: Efráyim Melamed 5673 [1913]) (BHB 000200355) [E1913].

2.Los relatos de Macabeos y Judit y la festividad de Ḥanuká

El libro bíblico de Judit tiene su origen en la época helenística (135-178 a.e.c.) y se discute acerca de su cuna alejandrina o palestinense. Existen numerosas versiones griegas y latinas 3 –se cree que el original, de autor desconocido, se compuso en griego 4–. En el mundo judío se conservó a través de manuscritos 5. Los libros bíblicos de Macabeos I y II y Judit, no forman parte del canon de la Biblia Hebrea. Estaban incluidos en la Septuaginta, pero luego el judaísmo los consideró apócrifos. Sólo han sido aceptados como deuterocanónicos por las Iglesias cristianas ortodoxas y por la Iglesia católica (fijado por el Concilio de Trento, s. xvi), pero no por los protestantes.

Macabeos I narra la persecución contra el pueblo judío de Antíoco iv Epifanes y la rebelión de Matatías y sus hijos hasta la muerte del último macabeo. Macabeos II es un libro de instrucción religiosa y moralizante, de exaltación del Templo de Jerusalén y de fidelidad a la ley, aunque tiene como fondo la rebelión macabea. Judit narra la guerra de los asirios contra las naciones de Occidente (cap. 1-7) y la historia de Judit y Holofernes, la brava mujer que para salvar a su pueblo decapita al jefe de los invasores (cap. 8-16). Pero mientras los relatos de Macabeos tienen una base histórica, no así el de Judit, como tampoco hay una conexión histórica entre Holofernes y Antíoco iv Epifanes, bajo cuyo reinado (175-163 a.e.c.) se produjeron los acontecimientos. Sin embargo, la tradición folclórica judía los ha asociado con la fiesta de Ḥanuká.

Roitman apunta algunas razones para explicar la caída en el olvido de estos libros «activistas» en el mundo judío hasta prácticamente el medioevo:

Los rabinos habrían oscurecido y difuminado conscientemente los triunfos militares de los Macabeos después de los fracasos de las revueltas judías contra los romanos (66-73, 132-135 e.c.), que habían llevado al pueblo hebreo hasta el borde del precipicio, con el propósito definido de desacreditar las ideologías radicales, militares y mesiánicas por sus resultados deletéreos para la supervivencia del pueblo de Israel. En caso de ser cierta esta suposición, entonces, se podría suponer que estos mismos sabios habrían adoptado también esa misma estrategia en el caso del libro de Judit, por considerarlo contraproducente con el quietismo político adoptado por los rabinos.

Cuando cambiaron las condiciones políticas y sociales en Europa occidental para el siglo x, y la historia de los macabeos hizo su reaparición en la conciencia judía […], también el relato de Judit comenzó a popularizarse entre los judíos. […] se convirtió en un tema muy popular en la literatura y liturgia judía, en los manuscritos iluminados, y en el arte judío (Roitman, 2015: 245-246).

Esta opinión no dista mucho de la de Gaón en su carta de 1904 a Ben Guiat (#v):

A algunos de estos libros fue permitido la lectura, mientres que a los otros fue defendido miśmo de estudiarlos. Porque el con/tenido de estos libros era contra el espirto de los sabios ĵudiós de aquea época.

Con el nombre de Maʿasé Yehudit se imprimió por vez primera en hebreo en Constantinopla por Šemuel bar Ḥayim Ḥe‘liŝ en 1552 (16 hs. en 16º) (BHB 000302898). Se trata de una traducción al hebreo de la Vulgata latina. La siguiente edición apareció traducida al yidis bajo el auspicio de Šalom bar Abraham en Cracovia por Yiŝḥac ben Aharón de Prossnitz en 1571 (BHB 000110537).

Ḥanuká es la única festividad judía que no se encuentra prescrita en la Biblia y también la única que se basa en una campaña militar. Es considerada una festividad menor. Sin embargo, conmemora la independencia judía y tiene un trasfondo nacionalista. Pero es debida a un milagro, lo cual prueba que, en un mundo regido por Dios, los milagros pueden ocurrir. Se celebra el 25 del mes de kislev y dura ocho días.

Antíoco había prohibido la práctica del judaísmo con la pretensión de asimilar a los judíos a la cultura griega. Cuenta la leyenda que cuando estalló la rebelión de los macabeos la lámpara del Templo no tenía aceite más que para arder un día. Sin embargo, se mantuvo milagrosamente hasta que la rebelión triunfó, al cabo de los ocho días. Por ello, en todos los hogares judíos se encienden con un ritual específico las ḥanukías.

Es habitual en estas fechas, entre los sefardíes, confeccionar comidas y pasteles especiales y repartir regalos, sobre todo a los niños. Sin embargo, como señala Díaz-Mas, la presencia de Ḥanuká en la literatura sefardí no ha sido pródiga. Apareció primero en coplas paralitúrgicas con sentido meramente religioso 6, y a partir de mediados del siglo xix en obras de teatro 7, poemas de autor y cabeceras de periódicos de inspiración sionista 8.

3.Las versiones sefardíes aljamiadas de Judit

El Ma‘asé Yehudit y el rollo de Antíoco se popularizaron en el mundo sefardí a partir del s. xviii. Ambas historias se reprodujeron en el mundo judío en forma de narraciones legendarias de exaltación patriótica y religiosa, al igual que sobre otros personajes bíblicos como Abraham, Moisés o Salomón. Frecuentemente se imprimían juntos.

Sobre las versiones sefardíes del Maʿasé Yehudit se aportaron algunas directrices iniciales en la Nineteenth Conference on Judeo-Spanish Studies (Londres, 2016) donde se expuso lo que se sabía hasta el momento y cómo se había avanzado desde que Romero fijó la pauta (1992: 124) 9.

La versión contenida en el librito Lúaḥ areź (Ct 8,9 ‘Tabla de cedro’), publicada por Nisim ben Yoná Aškenaźí, es la primera conocida. Apareció en Constantinopla en 1758 [C1758].

Sigue a Lúaḥ areź un gran bloque (segundo) de la misma versión y tradición textual, que inicia Yiŝḥac Magriso en el comentario al libro bíblico de Números: Meʿam loʿ[en adelante Ml] Bamidḅar (lit. ‘En el desierto’, ‘Números’) (Constantinopla: Reubén y Nisim Ašquenaźí, 1764) [C1764] y al cual siguen otras cinco ediciones: Ml Bamidḅar (Salónica: [s.i.], 1815) [S1815], Ml Bamidḅar (Liorna: Defús Naḥmán Saʿdón, 1823) [L1823], Ml Bamidḅar (Salónica: Saʿadi Haleví, 1866) [S1866], Ml Bamidḅar (Esmirna: Ben Ŝiyón Binyamín Roditi, 1867) [E1867] y el librito Nes Ḥanuká (‘Milagro de Ḥanuká’) (Esmirna: [s.i.], 1880) [E1880]. Este segundo bloque señala como fuente a la colectánea Ḥemdat yamim 10 y contiene al final los dinim de Ḥanuká.

La versión tercera la inicia el Séfer Šaʿaré codeš (‘Libro Puertas de santidad’) (Salónica: Mordeḥay Naḥmán y David Yisraeliča, 1800) [S1800], y le siguen otras cinco ediciones: Nes grande y temerośo de la hermośa Yehudit y Meguilat Antiojos (Constantinopla: Yiŝḥac de Castro, 1824) [C1824]; Tefilat haḥodeš (‘Plegarias del mes’) (Salónica: Daniel Faraǵi, 1848) [S1848]; Séfer hayašar (‘Libro del recto’) (Salónica: Ḥebrat ʿEŝ haḥayim, 1879) [S1879]; Nes vafele (‘Milagro y prodigio’) (Salónica: Eŝ Ḥayim 1880), [S1880]; y Este libro es el muevo ʿabodat hašaná nombrado Quehilat Yaʿacob (‘Este libro es el nuevo ritual para el año nombrado Congregación de Jacob’) (Belgrado: Šemuel Horoviŝ, 1904) [B1904].

El cuarto bloque lo componen dos ediciones esmirniotas: Nes Ḥanuká (Esmirna: Yiŝḥac Šemuel de Segura, 1870) [E1870], y Séfer Nes Ḥanuká (Esmirna: Abraham Pontremoli y Yaʿacob Poli, 1876) [E1876]. Es diferente en muchos aspectos de las anteriores versiones, y más breve que todas ellas, pero es la que contiene mayor número de citas y terminología en hebreo, que en las anteriores se habían ladinado o traducido al judeoespañol 11. Se inicia con un larguísimo preámbulo, del que carecen las restantes, y añade al final una versión abreviada de los dinim de Ḥanuká según el Šulḥán ʿaruj (‘Mesa dispuesta’), obra del rabino Yosef Caro (s. xvi).

El quinto bloque lo componen las tres ediciones que editamos, y aunque también son oriundas de Esmirna, nada tienen que ver con las dos anteriores.

Solo la primera de estas versiones aljamiadas, la de Lúaḥ areź, ha visto modernamente la luz en edición crítica de Romeu Ferré (2018: 149-200). En líneas generales, podría decirse que corre, en muchas ocasiones, pareja a la del bloque cuarto, mientras que en esos casos en que coinciden, las versiones del bloque dos y tres suelen ir juntas. No obstante, se está elaborando un estudio comparativo para poder establecer en el futuro conclusiones sólidas.

4.El Meseret, Alexandr Ben-Guiat y Daniel Gaón

El Meseret (איל מיסיריט) (tc. ‘alegría, júbilo’) fue un semanario de larga vida (1897-1922), con alguna interrupción. Desde el principio prometió ser de entretenimiento más que político. Según Galante (1986, 3, 75-76), el propietario de El Meseret era Houlousse Efendi y el redactor Alexandr Ben-Guiat. Olga Borovaya (2012: 63) proporciona detallada información sobre El Meseret y Ben-Guiat, además de narrar un suceso que implicó a ambos: la suspensión de la publicación en el invierno de 1899-1900, de la que Ben-Guiat salió reforzado frente al musulmán Mehmet Hulussi, quien al parecer fue obligado a dejar sus cargos. Además, sobre Ben-Guiat y El Meseret existe abundante bibliografía publicada en los últimos decenios 12. Recomendamos especialmente a Barquín (1997) sobre extensión y periodicidad, suplementos, autores, difusión, contenidos, función social y observaciones sobre la lengua.

Ben-Guiat se formó en la Alianza Israelita Universal de Esmirna. Era escritor y periodista, prolífico traductor que publicó numerosísimas novelas por entregas, traducciones y adaptaciones de novela popular así como versiones reducidas de grandes obras de la literatura europea, proporcionando instrucción a las clases menos favorecidas que desconocían las lenguas europeas o a aquellos que, por edad, habían llegado tarde a la enseñanza moderna.

También Daniel Gaón se formó en la Alianza. Escritor y rabino de Esmirna, fue un experto en Talmud. Participó en uno de los números especiales del periódico La Buena Esperanza de Aharón de Yosef Hazán, dedicado a la poesía, con un poema en hebreo. Más tarde sería nombrado miembro de la corte de justicia de Alejandría 13. Fundó y dirigió la escuela primaria Le Progrès en Karataş en 1902, pero duró solo unos años y cerró por falta de medios. Con todo, se la señala como una de las mejores que hubo en Esmirna (Galante, 1989, 3: 71).

Ambos eran lo que hoy llamaríamos «agitadores culturales».

5.Cómo llega «Yehudit» a El Meseret

Daniel Gaón era lector y colaborador de El Meseret. El periódico –Año nueve número 17, viernes 24 kislev 5665 / 2 diciembre 1904, p. 9– publica una carta, bajo la rúbrica «Yehudit», que Gaón le envió a Ben-Guiat a propósito de la cercana fiesta de Ḥanuká 14:

Yehudit.

El amigo ḥrv’ Daniel Gaón nos manda las notas que siguien y que concernan Yehudit (la bula ĵuíca).

Si’ ‘n Guiat:

Yo me hago un dober de rengraciarlo púḅlicamente por lo que Usted, como hombre activo y conociendo su dober, bušca siempre a puḅlicar en su estimado diario suj́etos interesantes al ĵudaíśmo y a su historia. Me apresuro a responder a su demanda: ¿Por_qué la historia de la bula ĵuíca no conta entre nuestros libros santos? Y le prometo que cada veź que Usted se adereza a mí, yo estó pronto a colaḅorar en su j́urnal si la questión que me preśentará será de mi competencia.

En la época de la cencia grega haćía los delicios de la ĵuventud ĵudía de Yerušaláyim. En los últimos años antes de la destrucción de la segunda Caśa Santa, los ĵudiós eran persecutidos consecutivamente porque ellos querían oḅservar y practicar la ley de sus padres. Como siempre, y en esta veź también, cuanto más les tormentaban, más ellos amaban y aḅrazaban sus ley y sus fey. Y malgrado todos los órdenes severos y los amenaźos de sus enemigos ellos continuaban a ser fideles a la ley de Mošé, a obedecer sus encomendanzas y aleǰarsen de los uśos y costumbres de los helenos, los cuales ya habían empezado a penetrar y derocar el castío de la ley ĵudía. Por guadrar el ĵudaíśmo de una ruina cumplida los sabios fideles oḅservadores de la ley de Mošé se reunieron en una grande asamblea con el escopo de haćer suguim y guederot (vallados y mamparos) para sostener la ley. Ellos hićieron una crítica severa a los libros de sus época. Adoptaron los vente y cuatro libros santos (el arba‘á veesrim) les dieron el nombre de Kitbé hacodeš (Escritos santos) y los otros libros fueron llamados Sifré apócrifa, quere dećir Libros profanos, condanados a ser guadrados. ‘Apócrifa’ corresponde en grego al vierbo ‘gueniźá’ en hebreo 15.

Es por esto también que los libros santos fueron espartidos entonces en tres partes: Torá, Nebiím y Ketubim. Los sabios ḥasidim de aquea época limitaron la cuenta de los libros santos y el resto de los libros fueron intitulados Sifré ḥol (Libros profanos), malgrado que eran llenos de moral y que sus lengua era una lengua pura hebrea.

A algunos de estos libros fue permitido la lectura, mientres que a los otros fue defendido miśmo de estudiarlos. Porque el con/tenido de estos libros era contra el espirto de los sabios ĵudiós de aquea época.

En efeto, el que estudia en estos libros atentivamente remarca la grande diferencia que hay entre los libros santos a los Sifré apócrifa, estos últimos no inspiran santidad y elevación de alma como los primeros. Sus moral y sus cencia manan de las ideas filośóficas gregas y sus recito historic conviene a ser plazados entre las leǵendas y alegorías, que a la verdadera historia.

Esta crítica y esta separación de los libros santos fue hecha por los parušim y ḥasidim de Yerušaláyim, mientres que los ĵudiós que haḅitaban en Alexandría adoptaron algunos de los Libros apócrifa y cuando hićieron la traducción del Arba‘á veesrim en lengua grega, introducieron y estos entre ellos.

Hec la raźón por la cual la iglesia admite Ĵudit y Tobiá, como santos.

Los Sifré apócrifa son 8. 1 Ben Sirá. 2 Ḥojmat Šelomó. 3 Baruj ben Neriá. 4 Ma‘asé Tobiá. 5 Yehudit. 6 Séfer šení le‘Eźrá. 7 Hosafot leséfer Daniel umeguilat Ester. 8 Arba‘á sifré haḤašmonaím.

En repetando mi prometa de serle útil, agradezca querido si’ ‘n Guiat la expresión de mis sentimientos de pura amistad. Su amigo.

Daniel Gaón.

No se especifica, pero se supone que Gaón adjuntó a la carta el texto de Yehudit o la bula ĵuíca. Pero Ben-Guiat la dejó para el próximo número por su longitud:

El Meseret

Visto que la historia de Yehudit, ocupará cerca dos páǵinas y el lugar mancándomos hoy para ello, nośotros la deǰamos para nuestro número de hoy en ocho, seendo aínda de ocaśión 16.

Como historia ĵudía, nośotros recomendamos bien calurośamente la lectura a todos nuestros lectores, hombres como muj́eres.

Efectivamente, la historia aparece en el periódico el 9 de diciembre de 1904, precedida de la rúbrica «Porqué haćemos Ḥanuká». En el prolegómeno, Ben-Guiat dice claramente que «somos redevaḅles al capače heḅraiźante Daniel Gaón», es decir, que «reconocemos la capacidad como traductor del hebreo de Daniel Gaón», por lo que hay que señalarle como el adaptador de Yehudit para El Meseret, si bien no se descartan por completo ciertos retoques que hubiera podido introducir Ben-Guiat. La duda surgió al tenor de lo que dice Borovaya (2012: 178):

The language of Pavlo i Virjinya is interesting in that it illustrates the arbitrariness of Benghiat’s linguistic endeavor. […] In Manon Lesko (1904 or 1905), he persistently replaces papas (priest) with prete, yet in this rewriting, which first appeared in El Meseret in 1905 or 1906, he goes back to the Greek term.

Y ya había señalado Barquín (1997: 11):

Sin embargo, muchos escritos ven la luz anónimos y creemos que pudieron ser redactados tanto por el propio Ben-Guiat como por amigos del periódico o de su director o por empleados o redactores-traductores anónimos que lo mismo vertían artículos que «romanzos» (‘novelas’).

Así pues, Ben-Guiat, que intervenía en sus propias adaptaciones, podría muy bien haber intervenido en las ajenas.

6.Descripción bibliográfica de las ediciones dependientes de El Meseret

Previamente al tanteo de las fuentes proporcionamos sucinta información sobre los textos que editamos. Dos contienen un único relato: la historia de Judit (E1904, E1905); el último contiene también el rollo de Antíoco (E1913).

El primero es de E1904: Yehudit o la bula ĵuíca. Esmirna: periódico El Meseret, Año nueve número 18, viernes 1 de tebet 5665 – 9 diciembre 1904, p. 6, col. 2 – p. 8, col. 1 (fol.). He visto el ejemplar del periódico en la biblioteca del BZI de Jerusalén (95 לע).

El segundo, el folleto de E1905:

Portada:

Yehudit | o | la bula ĵuíca | relevado | del Meseret del 5665 | Eśmirna.

Colación: 8.º.- 16 p.: [2], 14 (15,4 cm).

Contenido: [1]: Portada; 2-16: «Yehudit o la bula ĵuíca».

He visto el ejemplar del BZI (1053 ל), que está incompleto, pues faltan las páginas 7-10. Contiene casi exactamente el mismo texto del periódico, con algunas variantes. No he encontrado otro ejemplar disponible, pero presumo que las páginas que faltan seguirían igualmente al periódico.

El tercero, el librito E1913:

Portada:

El cuento | del nes de Ḥanuká | ĵuntos | la historia de | la bula ĵuíca | Precio 2 metaliques | Estampado en la imprimería | del si’ Efráyim Melamed | Eśmirna 5673.

Colación: 8.º.- 16 p.: [2], 14 (22,3 cm).

Contenido: [1]: Portada [en judeoespañol]; [2]: blanca; 3-10: «El nes de Ḥanuká»; 11-16: «Yehudit o la bula ĵuíca».

He utilizado el ejemplar del BZI (1204 ל), pero en la Biblioteca del campus Edmond J. Safra en Jerusalén hay tres ejemplares más, que no he visto 17. Hay también ejemplares en la Yeshiva University de Nueva York y en Thomas Fisher Rare Book Library de Toronto, Canadá 18.

E1904 es la primera versión que menciona en la literatura sefardí a Judit con el apelativo de bula ĵuíca. Ni Gaón ni Ben-Guiat explican el significado de bula porque era un término habitual. Aparecen bulas sefardíes en novelas (Bula Flama) (Romero, 1992: 230), obras de teatro (¿Qué quere, señora mestra? Ya me cansí de esperar a bula Reina) (Romero, 1979, II: 916), proverbios (Bula Lodo, que yo me lo digo) (Foulché-Delbosc, 1895: 9, n.º 106), en el romancero (A la bula ensembro el trigo / y á la esclava la cebada) (Gil, 1911: XXVII), y en el cancionero (Bula Cadún, la vecina, le robaron la gallina) (Seroussi, 2009:189).

Pese a todo, bula es una palabra de compleja traducción, ya que varía según el contexto. Según Molho (1950: 154) significa ‘reina’ –si tan simple fuera, sería una redundancia respecto a la bula Reina antes mencionada–. Según Nehama (1979) es ‘titre par lequel on interpelle une femme du peuple d’un certain âge’ –deduzco que por respeto–, aunque el propio explica (s.v.) otras acepciones no tan respetuosas: Bula Klara, Bula Oro, Bula Sete y, además, la bula: ‘l´épouse, mon épouse’ (familier, populaire). Para Perez-Pimienta (2007: s.v.), en cambio, es el búlgaro bula, que tiene como primer significado ‘mujer adulta del pueblo’. Ni Nehama ni Pérez-Pimienta documentan bola. Sin embargo, Redhouse (1968) señala que en tc. bula significa ‘elder sister’, pero bola es ‘tía’. Según Haïm Vidal Séphiha (e-mail a una lista privada el 28 de octubre de 2018), bula viene del hebreo בְּעוּלָ֑ה bə’ūlāh, femenino de בָּעַל bá’al, que significaría ‘casada’ (aunque no lo menciona). Según Seroussi (2009:189) bula es el tc. bola ‘tía’. Aunque la apelación ‘tía’ es corriente tanto entre los sefardíes como en España para designar a una persona casada o ya entrada en edad, creo que no conviene aquí tal familiaridad y habría que apelar a la admiración por la hazaña de la heroína Judit.

Luego tenemos ĵuíca ‘judía’ –chueca según Romero (1992: 124)–. Con el DCECH en la mano, chueca no conviene en ninguna de sus acepciones. El término está ausente en los diccionarios antes mencionados. Seguramente no hay más explicación que la que aporta el DCECH s.v. judío, como proveniente del antiguo catalán jüic/jüiga ‘judío/judía’ 19. Como bula ĵudeca (it. giudecca ‘judería, aljama’) aparece en la versión del bloque cuarto de la historia [E1870, E1876], por lo que pensé si no podría ser para esta quinta y última versión ĵueca [ĵudeca] en lugar de ĵuíca. En las anteriores versiones no ocurren estos términos y la explicación de ĵueca con elisión de -d- es un tanto forzada, por lo que he preferido ĵuíca a ĵueca.

Así las cosas, pienso que bula ĵuíca podría traducirse como ‘señora judía’, con connotación de respeto.

7.Comparación con la primera versión de Lúaḥ Areź (Constantinopla 1758)

Para realizar una comparación entre todas las versiones sefardíes de la historia de Judit, se adoptó para la edición crítica de la primera numerar el texto en epígrafes y distribuirlos en párrafos que seguían en lo posible la moderna versión en línea de Ḥemdat yamim de Bené Barac 2011 20.

Se aprecian fácilmente en la siguiente tabla las diferencias entre epígrafes de la quinta versión respecto de la primera de Lúaḥ areź:

Lúaḥ areź (Constantinopla 1758)

Yehudit o la Bula ĵuíca (Esmirna 1904)

[0. Preámbulo]

[1.] Ma‘asé Yehudit

[1.] Yehudit o la Bula ĵuíca

[2. Consejos de un rey cautivo a Holofernes]

[2. La soberbia de Arfaxad, rey de Media]

[3. Expulsión del rey cautivo a Jerusalén]

[3. Nabucodonosor, rey de Siria, extermina a Arfaxad]

[4. Los judíos acogen al rey cautivo]

[4. Holofernes es nombrado general de la armada de Nabucodonosor]

[5. Oración de los judíos en el Templo]

[5. Holofernes comienza su tarea destructiva]

[6. Ocías toma a su cargo al rey cautivo]

[7. Sitio de Jerusalén]

[6. Sitio de Betulia]

[8. El pueblo clama ante Ocías]

[7. El pueblo clama ante Ocías]

[9. Ocías propone esperar cinco días antes de entregarse]

[8. Ocías propone esperar cinco días antes de entregarse]

[10. Entra en escena la piadosa Judit]

[9. Entra en escena la piadosa Judit]

[11. Judit exhorta al pueblo]

[12. Judit exhorta a los notables]

[13. Ocías bendice a Judit]

[14. Oración de Judit implorando para su plan la ayuda divina]

[10. Oración de Judit implorando para su plan la ayuda divina]

[15. Judit se prepara para salir de la ciudad]

[11. Judit se prepara para salir de la ciudad]

[16. Judit y su sierva salen de la ciudad]

[12. Judit y su sierva salen de la ciudad]

[17. Holofernes queda prendado de Judit]

[13. Holofernes queda prendado de Judit]

[18. Palabras de Judit a Holofernes]

[14. Palabras de Judit a Holofernes]

[19. Condiciones de Judit]

[15. Condiciones de Judit]

[20. Judit sale cada noche del campamento]

[16. Judit sale cada noche del campamento]

[21. Holofernes ofrece un convite]

[17. Holofernes ofrece un convite]

[22. Judit y Holofernes en la tienda real]

[18. Judit y Holofernes en la tienda real]

[23. Judit decapita a Holofernes y se encamina hacia Jerusalén]

[19. Judit decapita a Holofernes y se encamina hacia Jerusalén]

[24. Los guardianes abren las puertas de Jerusalén]

[20. Los guardianes abren las puertas de Jerusalén]

[25. Judit alaba a Dios]

[21. Judit alaba a Dios]

[26. Ocías bendice a Judit]

[22. Ocías bendice a Judit]

[27. Palabras del rey cautivo a Judit]

[28. La cabeza de Holofernes se enarbola sobre las murallas de Jerusalén]

[29. Descubren a Holofernes decapitado]

[30. Estampida del ejército enemigo]

[23. Estampida del ejército enemigo]

[31. El rey cautivo se convierte al judaísmo]

[32. Canto de Judit y las mujeres]

[24. Canto de Judit y las mujeres]

[33. Alegría por la victoria sobre los enemigos]

[25. Alegría por la victoria sobre los enemigos]

Así pues, mientras la primera versión contenía 33 epígrafes, la quinta solo contiene 25. Es, forzosamente, más corta. También se aprecia a simple vista cuáles se han omitido y/o sustituido.

Estas tablas permitirán, al concluir el estudio de las cinco versiones aljamiadas de Judit, darnos una idea cabal de las diferencias entre unas y otras, además de facilitar la comparación lineal y sistemática.

8.La Versión que inicia El Meseret: Las fuentes de Yehudit o la bula ĵuíca

Es esta la versión más breve de las cinco sefardíes aljamiadas que conocemos, y la única de entre ellas en la que, a tenor de lo expuesto en el epígrafe anterior:

1)Arfaxad quiere reinar sobre todas las naciones.

2)La acción transcurre en Betulia (Ju 6) y no en Jerusalén.

3)Holofernes es mencionado como general de la armada enemiga (Ju 2:4) y no como rey de Grecia.

4)En E1904 y E1905 aparece el canopeum (lat. medieval), la cubierta de tela con la que Judit envuelve la cabeza de Holofernes y la lleva a Betulia: aranca las cortinas de_la cama, embruj́a la cabeza adientro (Ju 13), que no está ni en la Vulgata ni en las versiones sefardíes dependientes de Ḥemdat yamim, ni tampoco, curiosamente, en E1913, aunque no se pueda desligar esta edición de E1904 y E1905.

5)Hay mención al canto final de Judit (Ju 16:1-17), pero no se aporta el texto.

Tiene también bastantes lapsus, sobre todo en datos esenciales:

6)No se menciona ni el nombre del rey cautivo Aquior ni sus consejos al rey (Ju 5:5-21), su expulsión de la ciudad y su acogida en casa de Ocías (Ju 6:1-21), ni sus palabras a Judit y su conversión al judaísmo al final del relato (Ju 14:5-10).

7)El nombre del jefe de la armada es Ošea‘ (1905) –Hošea‘ (1904 y 1913)– y no Ocías (Ju 6: 15), y no se nombran Cabris y Carmis.

8)No se menciona ni el nombre del padre de Judit, ni el del marido, ni la tribu a la cual pertenecen (Ju 8: 1-3).

9)Judit no exhorta a los notables de la ciudad (Ju 16:11-27).

10)No se nombra a Bagoas, el eunuco de Holofernes (Ju 12:11).

11)La conversación de Holofernes con Judit previa al banquete no tiene ningún tinte de ironía (Ju 12:1-9).

12)Como en la Vulgata, Judit no le da vino a Holofernes para emborracharle. Se emborracha solo (Ju 12:20).

13)Los enemigos no descubren a Holofernes decapitado, solo se supone (Ju 14:12-19).

En esta versión, Judit vive hasta los 105 años y es llorada a su muerte 7 días.

Con estos datos en la mano inicié la búsqueda de sus fuentes. El traductor-adaptador es sefardí y, como todos, usa el texto a su manera, omitiendo párrafos escabrosos o tergiversando las historias al albur.

Según Bin Gorion (1990: 105), los textos sobre Judit en la literatura judía siguen tres tradiciones textuales: 1) La versión apócrifa de la Septuaginta; 2) Las traducciones hebreas medievales de la Vulgata; y 3) Historias independientes en hebreo.

Suponemos –a tenor de lo afirmado por Ben-Guiat (#v)– que esta versión es una adaptación sumamente escueta de un texto hebreo. Sin duda, no se trata de ninguno de los que han influido en las restantes versiones judeoespañolas. Lo lógico sería pensar que fuera hecha a través de algún texto hebreo que circulara en Oriente en esas fechas, pero al tratarse de una versión tan abreviada, aunque no falta nada en lo esencial, los detalles significativos se han perdido.

En un principio, y aunque los protestantes no aceptan la canonicidad de Judit, algunos indicios me decían que E1904, y consecuentemente E1905, habían salido de manos de los misioneros protestantes, que tanta labor desarrollaron en Oriente tratando de captar para sus filas a los judíos 21. Encontramos frases como los yisraelitas se adrezan a Dios, cuando los sefardíes se nombran siempre a sí mismos ĵudiós o ĵidiós y a Él le nombran siempre Dio (aunque Dio aparece también en una ocasión). En cambio, en E1913 ya aparece mayoritariamente Dio (hay una ocurrencia Dios en p. 13) y los yisraelitas se han convertido en los ĵudiós (hay una ocurrencia los yišraelitas en p. 16). Otro cambio mayor se produce cuando Judit llega al campo enemigo, donde en E1913 no hay trazas de la pureza ritual en las comidas (hb. kašerut) que sigue Judit en E1904 y E1905. Estas traducciones son «raras» en una obra sefardí sobre un texto hebreo y pueden haberlas introducido Gaón o Ben-Guiat, dado su talante creativo, innovador y educativo, pero ¿sobre qué texto hebreo original?

Lo más socorrido era pensar que proviniera de algún texto afiliado a la Vulgata, pero descartamos los textos señalados por Dubarle (1966, I: 20-47) como ‘Texte B’, así como los restantes ‘C’, ‘D’ y ‘E’ porque, además de que no coinciden, son manuscritos que difícilmente pudieran haber consultado los publicistas esmirniotas. Tampoco coincide con el relato de «La doncella de Jerusalén y el enemigo» contenido en el Hiḅur yafé mehayešu‘á de Nissim ben Ya‘acob (Alba Cecilia, 1986, I: 397-402), ni con la versión descubierta por Gaster (1928: 86-91) 22, ni con la Septuaginta 23, ni con algunos otros relatos que he consultado, como los incluidos en Gaster (1968), Jellinek (1853-1877) o Eisenstein (1915) porque son en su mayoría más largos y completos.

Sí pertenece, en cambio, a la misma tradición de Séfer sipur hama‘asim (Mantova 1725) (BHB 000155091), pero también es este un texto más largo, sobre el que se hace difícil pensar que trabajaran en Esmirna.

He desistido por el momento de encontrar la fuente a la espera de que mientras vaya investigando las restantes versiones, nuevos datos salgan al paso.

9.Normas generales adopatadas para la transcripción

Sigo el sistema de la escuela española de Filología Sefardí, adoptado por la revista Sefarad de Estudios Hebraicos y Sefardíes iniciado por Hassán (1978). En cuanto a las pautas formales seguidas en la transcripción, hay que tener en cuenta:

– Numero el texto en epígrafes que siguen la historia de Judit.

– Acentuación, versalización y puntuación son mías.

– Uso guión bajo (_) para separar palabras que aparecen escritas juntas y uno con guión medio (-) aquellas que van separadas.

– Barra inclinada (/) seguido de número y la indicación recto (r) o verso (v) señala el lugar donde cambia el texto de página o columna.

– Corrijo sin avisar eventuales errores tipográficos porque no añaden ninguna información relevante, pero dejo constancia de ellos aquí en nota 24.

10.La edición de Yehudit o la bula ĵuíca: Advertencias generales

Las tres ediciones de Yehudit o la bula ĵuíca son similares entre sí. Edito como principal E1904 y anoto las variantes de E1905, siguiendo a cada epígrafe, en letra de menor tamaño. Indico, además, aunque no exista variante, dónde inicia cada página de E1905, salvo las 7-10, que faltan.

Transcribo el texto completo de E1913 –también en letra de menor tamaño– pues, aunque sigue a E1904, se producen tantos cambios que es imposible detallarlos. Por ejemplo, se alteran muchos verbos (#16 E1904: según tuvo hablado / E1913: según le había prometido) y formas verbales (#10 E1904 se tuvieron retirado / E1913 se retiraron). También se altera la redacción de las frases, mayormente abreviando texto (#3 E1904: Él era ahí de su pensada y se creía el grande de los reyes, cuando súḅito él se vido atacado por Nebujadneŝar rey de Ašur / E1913: Ĵustamente en aquel tiempo Nebujadneŝar rey de Ašur vino a atacarlo), y otras incluso omitiendo párrafos enteros (ex.: #5, #15), y aún aspectos esenciales, como el hecho ya mencionado de omitir con qué se envuelve la cabeza de Holofernes (#19 E1904 aranca las cortinas de_la cama, embruj́a la cabeza adientro).

De otro lado, mencionar la frecuente variación en el uso de las tildes, que fluctúa tanto en un mismo texto como entre ellos, y no solo en términos extranjeros (así en E1904: Arpabǰad con tilde sobre šin en #2 y sin tilde en las dos ocurrencias del #3 25; Ašur sin tilde en el #3 26; ‘Ošea‘ / Hošea‘, con tilde en #7, #8 y #9 27; Bet hamicdáš 28 y Yerušaláyim, #22 con tilde), sino también en palabras de origen hispano, como deǰaron (#0 sin tilde), embaǰadores 29 (#3 la primera con y la segunda sin), en queǰándose (#9, sin tilde), aḅaǰo (#13 sin tilde) 30, deǰando (#22 sin tilde), deǰados (#23 sin tilde) 31.

También fluctúa el uso de la r simple o doble. En E1904 es habitual encontrar palabras escritas con r simple (aranca) que en E1905 y E1913 lo son con doble r (rr) (arranca), salvo en el caso de tierra que aparece en todos con doble rr. No he anotado estas fluctuaciones evitando llenar el texto de notas.

Tampoco anoto al pie las citas bíblicas porque los tres textos son tan sucintos que no lo permiten, los tres están redactados más al modo de un cuento que de un texto sacro.

El Glosario recoge aquellos términos que me han parecido resaltables, bien por proceder de otras lenguas, bien porque aun siendo de origen hispano tienen una acepción singular. En cambio, no he recogido términos previsibles que un lector medio puede intuir, pues alargarían desmesurada e innecesariamente el glosario: adientro por adentro, espande por expande, afera por aferra, piadad por piedad, introducieron por introdujeron, etc.

Transcripción de Yehudit o la Bula ĵuíca

[0. Preámbulo]

E1904 6b/Yehudit o la Bula ĵuíca 32.

En el intereso de nuestros lectores y del nuestro, somos redevaḅles al capače heḅraiźante tr”v Daniel Gaón por las notas que él nos tuvo dado y que publiquimos en nuestro último [número] concernando la cavśa por la cuala Yehudit, como otros uvraj́es santos, no se topan en el Arba‘á ve‘esrim.

Con aqueas notas, con las notas que publicamos más ariba concernando la celebración de Ḥanuká y con el contamiento de_la historia que siguee, nuestros lectores embeźan verdaderas hoj́as de historia ĵudía. Esta historia vale mil većes más de aquea que con el título de «Novedades ĵudía (sic)» nuestros j́urnalistas nos van siempre hinchendo hoj́as enteras para dećirmos que en «la Bitunia 33, a_lado de_la Galicia 34, en la frontiera de_la Cracovia 35, en el districto de Silobsqui 36, dependencia de Vilna 37, en la civdad de Dorescoy 38» hubo un solevantamiento contra los ĵudiós y no deǰaron ni uno.

A la otra semana, y después que vos tuvites rompido la cabeza mientres ocho días para poder aferar en qué lugar se pasó esto, los miśmos j́urnales revienen sobre el paso para dećirvos que todo fue ex́aǵerado y que lo que hubo fue solo… ¡un descalabrado! 39

Agora, y por revenir a Yehudit, nos permitimos de embeźar a aqueos de nuestros lectores y lectrisas que lo iñoran, que la fiesta de Ḥanuká no tiene ningún raporto con Yehudit. La historia de_los makabeos se pasó en el año 3506, según ya lo meldaron más ariba, mientres que la historia de Yehudit se pasó en el año 3106, quere dećir, 400 años antes. Solo lo que hay es que todas las dos historias se escaparon de pasar verso la fin del meś de kislev y por esto es que las creen ser del miśmo año.

E1905 y E1913 [sin preámbulo].

[1.] Yehudit o la Bula ĵuíca

E1904 El libro de Yehudit tomó este nombre porque él contiene la historia de la delivranza de la civdad de Betulia 40, con el coraj́e y baraganía de una rica y_bendicha ṿivda de nombre Yehudit.

La civdad de Betulia era una de las grandes y principales civdades del reino de los ĵudiós, en ereŝ Yisrael.

He aquí esta historia:

E1905 2/Yehudit o la Bula ĵuíca; y bendicha.

E1913 /11Yehudit o la Bula ĵuíca [omite párrafos].

[2. La soberbia de Arfaxad, rey de Media]

E1904 Arpabǰad, rey de Maday 41, que era una parte de las tierras que forman hoy el reino persano (Aĵimistán 42), habiendo vencido munchas naciones y enfortecido la civdad de Ecbatán 43, que era la capital (civdad onde está el rey), tomó tanta grandeźa que creía que ninguno podía más venir contra él.

E1905 de_las; e/3ra.

E1913 /11Arparǰad, rey de Maday (Maday es una parte de las tierras que forman agora el reino Oguz̀ 44), habiendo vencido munchas naciones y enfortecido la civdad de Ecbatán, de_la cuala él hiźo su capitala, se creó ser tan fuerte y potente que él pensó que ninguno iba poder venir contra de él.

[3. Nabucodonosor, rey de Siria, extermina a Arfaxad]

E1904 Él era ahí de su pensada y se creía el grande de los reyes, cuando súḅito él se vido atacado por Nebujadneŝar rey de Ašur. Este último había mandado embaǰadores a todos los pueblos de la Siría, de_la Palestina y /6cde los deredores de_la Persia informándolos que él pensaba atacarse a Arpabǰad y que por consigüente que le prestaran su ayudo en reṿoltándosen contra su enemigo. Ma los moradores todos de estos lugares no habiendo quis̀ido ni miśmo recibir a_los embaǰadores, Nebujadneŝar se mete en rabia grande y ĵura de matar a todos ellos. Él empeza de Arpabǰad, que él mata, y deroca después ansí la civdad de Ecbatán.

E1905 de la Persia; en revoltándosen.

E1913 Ĵustamente en aquel tiempo Nebujadneŝar rey de Ašur vino a atacarlo. En primero Nebujadneŝar rey de Ašur emṿïó embasadores a todos los pueblos de la Siría, de_la Palestina y de_los deredores de Maday porque se revoltaran contra Arparǰad y que lo ayudaran ansí facilmente a vencerlo. Ma todos los moradores de estos lugares no habiendo quis̀ido ni miśmo recibir a sus embasadores, Nebujadneŝar ĵuró de vengarse de ellos y matarlos a todos a taj́o de espada. Y él empeza de Arparǰad, a quen él mata en derocándole la capitala Ecbatán.

[4. Holofernes es nombrado general de la armada de Nabucodonosor]

E1904 Una vez esta victoria ganada, él recoǵe todos los comandantes de su armada en un consilio y les comunica la idea que tiene de soj́iguar todos los pueblos većinos y haćer de todas las tierras un grande reinado suyo. Aleforan 45 es nominado ĝeneral en capo (sarasquier) de las trupas y le confía una muy grande armada con el orden de haćer someter todas las naciones većinas, proponiéndose de ir él miśmo más después para haćer una venganza grande. Los pueblos que se someterán de sus propia veluntad tendrán la vida salva, ma aqueos que harán la más chica reśistencia (venir contra) serán todos matados.

Aleforan recoǵe las trupas, toma mantenimientos y armamientos sin cuenta, pasa la frontiera del reinado de su señor, destrue la civdad de Melot 46, en su pasaǵe pasa el río Efrat, destrue aínda todo lo que él encontra en su camino y espande la tembla en todo lugar y lugar.

E1905 4/todos los comandantes; /5en todo lugar y lugar.

E1913 Después de esta victoria, él recoj́ó sus comandantes en un consilio de guerra y les comunica su idea de sotometer a todos los pueblos većinos y haćer de todas estas tierras un grande reinado suyo. Él recoj́ó una numerośa y poderośa armada y dio el orden a Aleforan, a quen él nominó ĝeneral en ca/12po, de ir y sotometer todos estos pueblos y que después iba ir él propio por haćer venganza en ellos. Solo los que se sotometerán sin guerra tendrán la vida salva.

Aleforan se metió a camino después de tomar con sí mantenimientos y armamientos sin cuenta. Él pasó la frontiera, destruyó la civdad de Melota, pasó el río Efrat destruendo todo por su camino y espandiendo la tembla en todo lugar.

[5. Holofernes comienza su tarea destructiva]

E1904 En viendo esta deśgracia, los reyes y príncipes većinos demandan agora a sometersen, ma sus rogativa no es oída y ellos son matados con sus civdades destruidas y sus tierras soj́iguadas.

Poco a poco Aleforan y su terriḅle armada se acerca de las tierras puebladas por los yisraelitas en la Palestina, y el espanto es grande entre ellos. Aún con todo, ellos se aprontan a reśistir (dayanear, venir contra) y el kohén gadol Eliaquim 47 mete el coraj́e en sus coro en llamándolos al ayuno y a_la oración.

E1905.

E1913 [omite primer párrafo.] Es ansí que él se acerca a la Palestina, los ĵudiós son muy espantados, ma con todo, ellos se aprontan a reśistir y el kohén gadol Eliaquim los encoraj́a y les encomenda de ayunar y haćer oración al Dio que seguro los ayudará.

[6. Sitio de Betulia]

E1904 Aleforan habiendo embeźado que los ĵudiós no eran de idea de entregarsen, ĵura de vengarse fuertamente de ellos, y una vez cerca sus tierras él bloca la grande y fuerte civdad de Betulia y se aparej́a para morir la populación de hambre y de sed, ansí que de pasar por la espada todos los que fuirían de adientro.

E1905 6/la populación.

E1913 Aleforan en embeźando que los ĵudiós iban a reśistir, ĵura de vengarse fuertemente de ellos, y él bloca la grande y fuerte civdad de Betulia bušcando a haćer morir ansí la populación de hambre y de sed.

[7. El pueblo clama ante Ocías]

E1904 Los yisraelitas, muy espantados, se adrezan a Dios y no quedan de rogar y de ayunar.

Al trecer día Aleforan pensa de corer con toda su armada hasta adientro de la civdad y tomarla ansí con las armas. Ma sus espïones y oficieres le haćen entender que la civdad es bien encastillada y que tan presto él no la puedría tomar, miśmo si él sacrificiaba la vida de munchos miles de /7asus soldados. Solamente le consej́an de haćer soj́iguar los moradores con la sed (sequía), en cortándoles el camino de las aguas.

Los ĵudiós que ya estaban muncho sufriendo del bloco, de las fatigas de la guerra y del poco mantenimiento, se vieron agora más deśgraciados en topándosen también sin agua para beber. Ellos rogaron entonces a ‘Ošea‘, capo de_la armada ĵudía, de entregar la civdad al enemigo. La muerte solo nos escapará de estas terriḅles sufrienzas, le diǰeron ellos, entreguemos nos y escaparemos de estos males.

E1905 sin agua para [mancan hojas 7-10].

E1913 Los ĵudiós continuan a no entregarsen y a rogar a Dio.

Ma ellos estaban muncho sufrïendo del bloco, de_las fatigas de_la guerra y del poco mantenimiento. Ellos sufrían aínda más muncho de sed el enemigo habiendo cortado el camino de las aguas, y ellos rogaron a Hošea‘, capo de la armada ĵudía, en dićiendo que la muerte era mej́or a estas teriḅles sufrïenzas.

[8. Ocías propone esperar cinco días antes de entregarse]

E1904 ‘Ošea‘ prometió de entregarse si Dios no venía en sus ayudo hasta cinco días otros.

E1905 [mancan hojas 7-10].

E1913 /13Hošea‘ les prometió de entregarse sólo después de cinco días si Dios no venía en sus ayudo.

[9. Entra en escena la piadosa Judit]

E1904 Cuando la prometa de ‘Ošea‘ se supo por la civdad. Yehudit, que era una j́oven y muy hermośa ṿivda, muy afamada por su piedad más que por sus riqueźas y su hermośura, hiźo venir en su caśa a_los viej́os y grandes de_la civdad y de_la armada, y en queǰándose con ellos por lo que mancaron de tener confïenza en Dioś, les consej́ó de ser más pacenciośos y de tener esperanza en el grande Dio de_los cielos. Ella les recomendó después ansí de pasar algunas horas en oraciones y les declaró que ella tenía una idea para meter en vigor (haćer iğrá) a_la otra noche. Ella iba salir de_la civdad afuera con su sierva y hasta cinco días Dios iba salvar sin falta a_los ĵudiós. Ma ella les rogó de no demandarle en ninguna manera la idea que ella tenía en tino y solamente los aconĵuró de haćer oración por ella.

E1905 [mancan hojas 7-10].

E1913 Esta prometa de Hošea‘ se supo devista en toda la civdad. Yehudit, una ĵoven y muy hermośa ṿivda, muy afamada por sus bondades más que por sus riqueźas y hermośura, hiźo venir en su caśa a los viej́os de_la civdad, los afeó de ser tan desconfïentes enfrente de Dio. Los consej́ó de ser más pacenciośos y de rogar al Dio porque reušera en una idea que tenía y que iba meter en ex́ecución a_la otra noche. Ella iba salir de_la civdad afuera con su sierva y ella tenía esperanza en el Dio que fin 5 días ella iba salvar la civdad.

[10. Oración de Judit implorando para su plan la ayuda divina]

E1904 Después que todos se tuvieron retirado, ella se asentó a ĝinollos y rogó de Dios por que Él enforteciera su corazón y que la ayudara en el plano que tenía para haćer venganza sobre el vanituośo enemigo que venía ruinar sus hermanos en sus tierras.

E1905 [mancan hojas 7-10].

E1913 Cuando todos se retiraron Yehudit hiźo oración al Dio porque la ayudara.

[11. Judit se prepara para salir de la ciudad]

E1904 Una vez el corazón alivianado con la oración y el espirto cas̀i seguro y repośado, Yehudit vistió sus más ricos vestidos y ĵoyas, hinchó los paneres de comidas y tomando con ella a su sierva, todas las dos se dereźaron para la puerta de_la civdad onde los viej́os la esperaban y la acompañaron con bendiciones hasta la salida.

E1905 [mancan hojas 7-10].

E1913 Se vistió sus mej́ores vestidos y haćiéndose acompañar de su sierva ella se fue para la puerta de_la civdad onde los viej́os la esperaban y la acompañaron con bendiciones hasta la salida.

[12. Judit y su sierva salen de la ciudad]

E1904 Bien presto Yehudit ya está leǰos de los castíos de_la civdad ĵudía y las guardias de Aleforan la empezaron a encontrar. Ella les declaró haberse fuído de Betulia por-que la civdad era muy cerca de su fin y que no pudiendo más reśistir ahí, había venido para indicar al ĝeneral soj́iguador el remedio que había para apatronarse de_la civdad sin del todo verter sangre.

Los soldados oyeron las hablas con muncha alegría y la llevaron devista delantre de Aleforan el cual la recibió con muncha bondad, visto que del primer momento él se /7btuvo enamorado de_la hermośura de_la ĵoven muj́er.

E1905 [mancan hojas].

E1913 A pasos presurośos Yehudit y su sierva se aleǰaron de_los castíos de_la civdad y bien presto ellas encontraron las guardias de Aleforan que la detuvieron. Ella les declaró haberse fuído de Betulia porque la civdad ya estaba cerca de la fin y no podía más sostenerse y que por ayudar a Aleforan ella le iba a mostrar un remedio para tomar más pres/14to la civdad sin verter una gota de sangre.

Los soldados se alegraron en sintiéndola y la llevaron devista onde el ĝeneral, el cual la recibió con muncha bondad visto que del primer punto él se tuvo enamorado de_la hermośura de_la ĵoven muj́er y él le asegura que ella no tiene nada a espantarse.

[13. Holofernes queda prendado de Judit]

El ĝeneral siriano consola Yehudit y le asegura que ella no tiene nada a espantarse. Yehudit le responde con palabras flatośas y le diće que ella le va declarar toda la verdad y que si él siguee sus consej́os, la civdad de Betulia será tomada en una hora y el pueblo de Yisrael caerá por esclavo en poder de Nebujadneŝar.

E1905 [mancan hojas].

E1913 Yehudit le responde con palabras flatośas y le promete que en el cavśo que él siguiera sus consej́os, la civdad de Betulia será tomada en una hora y el pueblo todo caerá por esclavo, ma que calía esperar un poco.

[14. Palabras de Judit a Holofernes]

E1904 Ella aĵunta también que es para no caer esclava más después que ella vino entregarse de antes. Ma que le sería bien obligada, pues que tiene la idea de restar en el campo de Aleforan, si le era licenciado de poder subir y aḅaǰar mientres la noche hasta aḅaǰo del campo onde era pośada la armada, a_fin de ir ahí con más repośo haćer oración a su Dio y adivinarle ansí también el día en el cual Yisrael le será sometido.

Sombaído por estas palabras y por la hermośura de_la habladera, Aleforan le acorda todo lo que ella demanda, haće informar de ello a todas las guardias, le promete miśmo de servir al miśmo Dio de Yehudit y le asegura por haćer de ella una grande señora en el palacio de Nebujadneŝar.

E1905 [mancan hojas] /11do lo que ella; grande señora.

E1913 Y ella le rogó a que le fuera licenciado a poder subir y aḅaǰar mientres la noche por todo modo de lugar a_fin que ella pudiera retirarse en un cantón por haćer oración a su Dio por poder adivinarle el día y la hora ĵusta en la cuala Yisrael le sería sotometido.

Aleforan que era soj́iguado por la dulce habla de la hermośa ĵudía le atorga a lo que ella demanda y informa de ello a_las guardias.

[15. Condiciones de Judit]

E1904 Después de estas hablas y prometas, Aleforan invita Yehudit a repośarse y a tomar algo de mantenimiento. Ma Yehudit le responde que en cualidad de ĵudía ella no puede comer otras comidas afuera de_las que ella se tuvo traído y que para que sus planos pudieran realiźarsen calía que a todo precio ella no pecara enfrente Dios. Aleforan le demanda entonces cuálo iba haćer para mantenerse cuando estos pocos mantenimientos que ella tenía vendrían a escaparsen, y ella le responde que ĵustamente hasta entonces. La civdad de Betulia ya iba ser soj́iguada y los ĵudiós cativados.

E1905.

E1913 [omite párrafo].

[16. Judit sale cada noche del campamento]

E1904 Después ella se retira en la tienda (chadir) que Aleforan le hiźo aprontar, onde ella durme hasta media noche y sale entonces al campo para haćer su oración, según tuvo hablado con el ĝeneral. Las guardias la vieron pasar, ma ninguno de ellas le habló, ni se meneó de su lugar.

E1905 /12Después.

E1913 Habiendo tomado esta permisión Yehudit se retira en la tienda (chadir) que Aleforan le hiźo aprontar, onde ella durme fasta media [noche] y salió después al campo por haćer su oración y según le había prometido el ĝeneral. Ninguna de las guardias le habló, ni miśmo se meneó de su lugar.

[17. Holofernes ofrece un convite]

E1904 Tres días y cuatro noches se pasaron ansí. Cada día Yehudit se paraba delantre Aleforan limpia en sus ricos vestidos y siempre más hermośa del día de antes. Al día de cuatro, Aleforan hiźo un grande pranzo en honor de Yehudit, de_la cuala la hermośura lo sombaía de más en más, y invitó la ĵoven ṿivda a honorar la meśa de su preśencia. Yehudit ačeta y Aleforan, muy contente de verla enfrente de él, hermośa y sombaente más que siempre, se hinche de alegría y más muncho de vino.

E1905 hoborar la meśa.

E1913 Tres días y cuatro noches pasaron ansí. Cada dí/15a Yehudit se para delantre de Aleforan siempre más hermośa del día de antes. Al cuartén día, Aleforan hiźo un pranzo en honor de_la ĵoven ṿivda. Mientres el pranzo, Aleforan muy contente de ver enfrente a_la hermośa Yehudit, fue bebiendo vino sin meśura.

[18. Judit y Holofernes en la tienda real]

E1904 Después de_la comida, los invitados se retiran, la guardia de Aleforan cerra la puerta de_la tienda, según ya había acordado de /7cantes con su señor. Y Yehudit, que ya había todo entendido y sospechado, queda ahí sola con Aleforan que está adormecido por la borrachez.

E1905 puer/13ta.

E1913 Después de_la comida, los invitados se retiraron, la guardia cerró la puerta de la tienda según estaban encomendados de antes. Y Yehudit quedó ahí sola con Aleforan adormecido por la borrachez.

[19. Judit decapita a Holofernes y se encamina hacia Jerusalén]

E1904 Ella haće entonces una nueva oración a Dios, se levanta con coraj́e y determinación, espande la mano a_la pared, toma con la mano derecha la espada del ĝeneral de onde estaba colgada, afera con fuerza con la mano ciedra los cabeos de la cabeza del ĝeneral, da dos fuertes golpes en el pescuezo, aparta la cabeza del cuerpo, ronĵa el cuerpo en baǰo con el pie, aranca las cortinas de_la cama, embruj́a la cabeza adientro, llama su sierva, la cuala, según su acordo, estaba esperando detrás de la tienda, le haće meter la cabeza embruj́ada adientro del saco de sus comidas, salen de_la tienda afuera y se adelantan en la escuridad de la noche por los miśmos lugares onde ella uśa ir para haćer la oración, pasa por delantre todas las guardias, camina esta vez un poco más y se topa ansí en la puerta del castío de Betulia, onde ella se haće conocer.

E1905 a_la paded; de_la /14noche.

E1913 Ella haće una nueva oración al Dio y armándose de coraj́e, aferó la espada que estaba encolgada en la pared, da dos golpes en el pescuezo del ĝeneral, aparta la cabeza del cuerpo, ronĵa el cuerpo con el pie en baǰo, mete la cabeza dientro del paner de comida que ella llevaba siempre en ĵuntos a_fin de no comer de las comidas de los sirianos, llamó a su sierva que esperaba detrás de_la tienda, y en ĵuntos se encaminan por el miśmo camino que uśaba ir cada noche para haćer la oración, pasa por delantre de_las guardias, se adelanta más aínda y ariba ansí fin la puerta del castío de Betulia, onde se haće conocer.

[20. Los guardianes abren las puertas de Jerusalén]

E1904 Una vez conocida por las indicaciones que ella da, los guardianes de_la civdad le abren las puertas, el pueblo se recoǵe y la baragana raconta lo que Dios hiźo por su mano y mostra la cabeza cortada de Aleforan. Todos haćen oración a Dios y bendićen Yehudit. ‘Ošea‘ le haće las alabaciones y todo el pueblo da palmas.

E1905 y el pueblo da palmas.

E1913 La puerta le es abierta y ella mostra al pueblo arecoǵido la cabeza de Aleforan y les conta la manera que el Dio la ayudó para quitar su idea a luź. Hošea‘ le haće las alabaciones y el pueblo da /16palmas.

[21. Judit alaba a Dios]

E1904 Cuando el antusiasmo quedó un poco, Yehudit consej́ó de tomar la cabeza de Aleforan y de encolgarla en la pared del castío de la civdad, el más acercado del campo del enemigo, de tomar cada uno las armas y deśde la demadrugada de salir contra los enemigos. Ella entiende que con esta hecha los soldados enemigos correrán a la tienda de Aleforan y que, viéndolo sin cabeza, van a ser apañados de espanto y van todos a fuir.

E1905 castío de_la civdad; ene/15migos.

E1913 Este primer momento de antusiamo pasado, Yehudit consej́a de encolgar la cabeza de Aleforan en la puerta del castío y de salir contra el enemigo deśde la madrugada. Los enemigos en viendo sus capo matado y la cabeza encolgada en la puerta de Betulia, serían seguro tomados de un grande espanto y van todos a fuir.

[22. Ocías bendice a Judit]

E1904 A la demañana, las cośas se pasaron según lo tuvo pensado Yehudit. La muerte de sus capo hinchó de espanto a todos los enemigos que con gritos de tembla tomaron todos en una la fuida deǰando en el campo muy munchas armas y mantenimientos.

Los yisraelitas de todas las civdades se levantan entonces y persiguien a_los fuyentes hasta la frontiera (ḥudud, hasta onde comanda uno), los matan sin piadad y se enriquecen del despoj́o. El kohén gadol, acompañado de todos los servidores del Bet hamicdáš, viene después de Yerušaláyim a Betulia para rendirse cuento de_las cośas ansí que para ver a Yehudit. Él la alaba, la bendiće y todo el pueblo da palmas.

E1905 y todos dan palmas.

E1913 A_la demañana, las cośas se pasaron según la idea de Yehudit, los enemigos aḅandonaron sus campo deǰando armas y mantenimientos.

Los yisraelitas de todas las civdades del deredor se levantan entonces y persiguien los fuyentes enemigos hasta la frontiera, los matan sin piadad y se enriquecen del despoj́o. El kohén gadol, acompañado de todos los servidores del Bet hamicdáš, viene de Yerušaláyim a Betulia para ver a Yehudit, a_la cuala él alaba y bendiće delantre de todo el pueblo que gritan: «Ṿiva Yehudit 48».

[23. Estampida del ejército enemigo]

E1904 Los moradores de Betulia estuvieron mientres trenta días recoǵendo los bienes deǰados en el campo por el enemigo. El kohén gadol empreśenta a Yehudit todos los bienes que apartení/8aan a Aleforan y una grande fiesta es celeḅrada en Betulia y en toda la Palestina.

E1905 /16trenta días.

E1913 Todos los bienes que apartenían a Aleforan son dados a Yehudit y una grande fiesta es hecha en Betulia y en toda la Palestina.

[24. Canto de Judit y las mujeres]

E1904 Yehudit canta a Dios un cante (šir) de gracias y empreśenta para los kohanim todo lo que le fue dado por el kohén gadol y viniendo de Aleforan. Los ĵudiós celeḅran esta victoria mientres tres meśes en haćiendo fiestas de alegría y goźo y estaḅelecen una fiesta para siempre.

E1905.

E1913 [omite párrafo] 49.

[25. Alegría por la victoria sobre los enemigos]

E1904 Yehudit murió aedada de cien y cinco años y ella fue llorada por todo el pueblo mientres siete días. Ma deśde que ella tuvo la victoria sobre Aleforan y hasta munchos años después de su muerte, ningún reinado većino se atacó más a_los ĵudiós y ellos ṿivieron en paz y repośo. (Fin).

E1905.

E1913 Yehudit murió a la edad de cien y cinco años y fue llorada mientres 7 días. Mientres munchos años, ningún reinado većino no se animó a atacarse a_los ĵudiós que ṿivieron en paz y repośo.

Glosario

aḅaǰar ‘bajar, descender’

ačeta (it.) ‘acepta’

aconĵurar ‘suplicar intensamente’

adrezarse (fr.) ‘dirigirse’

Aĵimistán ‘ʿIrāq-i-ʿAjam’, ‘el Iraq persa’

Aleforan ‘Holofernes’

antusiasmo (fr.) ‘entusiasmo’

apatronarse ‘apropiarse’

Arba‘á sifré haḤašmonaím (hb.) ‘Cuatro libros de los Hasmoneos’, Libros de los Macabeos I-IV

Arba‘á ve‘esrim (hb.): Veinticuatro (libros de la Biblia hebrea)

Arpabǰad (hb.) ‘Arfaxad’, uno de los cinco hijos Sem (Gn 10:22,24)

Ašur (hb.) ‘Siria’

atacarse ‘pelearse, guerrear’

atentivamente (fr.) ‘atentamente’

atorgar ‘confesar, admitir’

ayudo ‘ayuda’

baraganía ‘valentía’

Baruj ben Neriá (hb.) ‘Baruc hijo de Nerías’, Libro de Baruc

Ben Sirá (hb.) ‘Ben Sirá’, Libro de la Sabiduría de Jesús, hijo de Sirá, llamado en la tradición latina Libro del Eclesiástico

Bet hamicdáš (hb.) lit. ‘Casa santa’, el Templo de Jerusalén

Betulia: ciudad en tierra de Israel no identificada y objeto de debate

bloca (it.) ‘bloquea’

bloco (it.) ‘bloqueo’

Bula Flama ‘Comadre Llama’

Bula Lodo (fr.) ‘Comadre Barro’

cabeos ‘cabellos’

Cadún (tc.) ‘Señora’, usado como nombre propio

capače (it.) ‘capaz’

capo (it.) ‘jefe’

castíos ‘castillos, fortalezas’

chadir (tc.) ‘tienda’

ciedra ‘izquierda’

consilio (it.) ‘consejo’

coro ‘corazón’

cuartén ‘cuarto’

dayanear ‘soportar, resistir’

defendido (fr.) ‘prohibido’

delicios ‘delicias’

delivranza (fr.) ‘liberación’

demadrugada ‘primera hora de la mañana’

demañana ‘de buena hora’

dereźarse ‘dirigirse’

descalabrado ‘herido en la cabeza (a causa de un golpe)’

devista ‘de vista, instantáneamente’

dinim de Ḥanuká (hb.) ‘preceptos de Ḥanuká’

dober ‘deber’

durme ‘duerme’

Ecbatán ‘Ecbatana’ ‘Hamadán’, en la actual Irán

efeto: en (fr.) ‘en efecto’

Efrat (ant. gr.) ‘Éufrates’

embasadores (fr.) ‘embajadores’

embruj́ar ‘envolver’

empreśentar ‘regalar’

encoraj́ar ‘dar coraje’

ensembro ‘siembro’

ereŝ Yisrael (hb.) ‘la tierra de Israel’

escaparon de pasar: se ‘sucedieron’

escopo (it.) ‘fin’

espartidos ‘divididos’

espïones ‘espías’

espirto ‘espíritu’

fasta ‘hasta’

fey ‘fe’

flatośas (fr.) ‘halagadoras’

fideles ‘fieles’

frontiera (it.) ‘frontera’

fuida ‘huida’

fuir ‘huir’

fuyentes ‘huyentes’

ĝinoyos: a ‘de rodillas’

guederot (hb.) ‘defensas’

gueniźá (hb.) ‘ocultación’

ḥanukías (hb.): candelabro de nueve brazos especial de Ḥanuká, que se enciende en forma progresiva por cada uno de los días de la fiesta

ḥasidim (hb.) ‘piadosos’

historic (fr.) ‘histórico’

ḥrv’ (hb. prob. abrev. de ḥarif veḥoker) ‘perspicaz e investigador’

heḅraiźante: que conoce bien el hebreo

hec ‘he aquí que’

Ḥojmat Šelomó (hb.) ‘Sabiduría de Salomón’, Libro de la Sabiduría

Hosafot leséfer Daniel umeguilat Ester (hb.) ‘Adiciones al libro de Daniel y al rollo de Ester’

Hošea‘ (hb.) ‘Oseas’, Ocías (Ju 7,22)

ḥudud (tc.) ‘frontera’

iğrá (tc.): haćer ‘poner en ejecución’

iñoran (fr.) ‘ignoran’

ĵudiós ‘judíos’

j́urnal (fr.) ‘periódico’

j́urnalistas (fr.) ‘periodistas’

Ketubim (hb.) ‘Escritos’

kislev (hb.): mes del calendario hebreo, hacia noviembre-diciembre

Kitbé hacodeš (hb.) ‘Escritos santos’

kohén gadol (hb.) ‘gran sacerdote’

lectrisas (fr.) ‘lectoras’

Ma‘asé Tobiá (hb.) ‘Historia de Tobías’, Libro de Tobías

Maday ‘Media’ o el imperio medo

malgrado (fr.) ‘pese a’

mestra (port.) ‘patrona, señora de la casa’

metaliques (tc.): monedas turcas, cien de ellas equivalían a una libra turca de oro

Mošé (hb.) ‘Moisés’

‘n (hb. abrev. de ben) ‘hijo de’

Nebiím (hb.) ‘Profetas’

Nebujadneŝar (hb.) ‘Nabucodonosor’

nes (hb.) ‘milagro’

oficieres (fr.) ‘oficiales’

pacenciośos ‘pacientes’

paner (fr.) ‘cesto’

parušim (hb.) ‘fariseos’

plazados (fr.) ‘situados’

persecutidos ‘perseguidos’

pranzo (it.) ‘banquete’

prometas ‘promesas’

quedar(se) ‘estar(se) quieto’

questión (fr.) ‘cuestión’

racontar (fr.) ‘contar’

raporto (fr.) ‘relación, conexión’

recito (fr.) ‘relato’

redevaḅles (fr.) ‘agradecidos’

relevado (fr.) ‘extractado’

remarcar (fr.) ‘constatar’

rendirse cuento: exponer los resultados de una misión

rengraciar ‘agradecer’

repetando: en (fr.) ‘repitiendo’

reušir (fr.) ‘tener éxito’

revenir (fr.) ‘volver’

reṿoltándosen: en ‘rebelándose’

ronĵar ‘arrojar’

sarasquier (tc.) ‘jefe del ejército’

Séfer šení le‘Eźrá (hb.) ‘Libro segundo de Esdras’, Apocalipsis de Esdras

si’ abrev. de siñor ‘señor’

Sifré ḥol (hb.) ‘Libros profanos’

šir (hb.) ‘canción’

Sifré apócrifa (hb.) ‘Libros apócrifos’

siriano ‘sirio’

soj́iguador ‘sojuzgador’

soj́iguar ‘someter, sojuzgar’

sombaente ‘seductora’

sombaír ‘seducir’

sotometer(se) ‘someter(se), sojuzgar’

suguim (hb.) ‘vallados’

tebet (hb.): mes del calendario hebreo, hacia diciembre-enero

tembla ‘terror’

Tobiá (hb.) ‘Tobías’

tr”v: abrev. del hb. tafaḥ ruḥó venafšó ‘se enalteció su espíritu y su alma’

uvraj́es (fr.) ‘obras’

vanituośo ‘vanidoso’

verso (it.) ‘hacia’

Yehudit (hb.) ‘Judit’, también Libro de Judit

Yerušaláyim (hb.) ‘Jerusalén’

Yisrael (hb.) ‘Israel’

yisraelitas ‘israelitas’

11.Bibliografía

Alba Cecilia, A. 1986. Las primeras colecciones de cuentos hebreos medievales (Traducción y estudio), 3 t. Madrid: Universidad Complutense [Tesis Doctorales n.º 83/88].

Barquín, A. 1997. Un periódico sefardí: El Meseret de Alexandr Ben-Guiat. Sefarad 57, 3-31.

Benardete, M. J. 1963. Hispanismo de los sefardíes levantinos. Madrid, Aguilar.

BHB = Bibliography of the Hebrew Book, The National Library Israel (http://web.nli.org.il/sites/ NLI/Hebrew/infochannels/Catalogs/bibliographic-databases/Pages/the-hebrew-book.aspx).

Bin Gorion, E. (ed.) 1990. Mimekor Yisrael. Classical Jewish Folktales collected by Micha Joseph Bin Gorion. Bloomington & Indianapolis, Indiana University Press.

Borovaya, O. 2012. Modern Ladino Culture: Press, Belles Lettres, and Theater in the Late Ottoman Empire. Bloomington & Indianapolis, Indiana University Press.

Borrow, G. H. 1843. The Zincali; Or an Account of the Gypsies of Spain: With an Original Collection of Their Songs and Poetry and a Copious Dictionary of Their Language, 2 vols. London, John Murray.

Boyd-Taylor, C. 2007. Ioudith to the reader. En Pietersma, A. – Wright, B. G. (eds.) 2007. A New English Translation of the Septuagint. New York-Oxford, Oxford University Press.

BZI = Ben Zvi Institute (http://www.ybz.org.il).

DCECH = Corominas, J. Pascual, J. A. (eds.) 1980-1991. Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico, 6 vols. Madrid, Gredos.

Díaz-Mas, P. 20064. Los sefardíes: Historia, lengua y cultura. Barcelona, Riopiedras.

Dubarle, A. M. 1966. Judith: formes et sens des diverses traditions, 2 t. Roma, Institut Biblique Pontificial.

Eisenstein, J. D. 1915. Ozar Midrashim, 2 vols. New York, J. D. Eisenstein.

Foulché-Delbosc, R. 1895. Proverbes judéo–espagnols. Paris, Alphonse Picard.

Galante, A. 1986. Histoire des Juifs de Turquie, 9 vols. Istanbul, Isis.

Gaster, M. 1928. An unknown Hebrew version of the History of Judith, reimpreso de Proceedings of the Society of Biblical Archaeology, 1894 (Jerusalem, 86-91). London, Harrison and Sons, 156-163.

1968. The Exempla of the Rabbis. Being a Collection of Exempla, Apologues and Tales. New York, Ktav.

Gil, R. 1911. Romancero judeo-español. Madrid, Imprenta Alemana.

Hassán, I. M. 1978. Transcripción normalizada de textos judeoespañoles. Estudios Sefardíes 1, 147-150.

Jellinek, A. 1853-1877. Bet ha-Midrasch: Sammlung kleiner Midraschim und vermischter Abhandlungen aus der ältern jüdischen Literatur. Nach Handschriften und Druckwerken gesammelt und nebst Einleitungen, 6 vols. Leipzig, Friedich Nies (https://archi-ve.org/details/bethamidraschsam01jell/page/n6).

Levine Gera, D. 2010. The Jewish Textual Traditions. En Brine, K. R. et al. (eds.), The Sword of Judith: Judith Studies Across the Disciplines. Cambridge, UK, OpenBook, 23-39.

Martín Heredia, M. 1981. Las coplas de Hanuká. Actas de las Jornadas de Estudios Sefardíes de 1980. Cáceres, Universidad, 69-98.

— 1989. Hanuká: luminarias y coplas (A propósito de Cansinos y una festividad judía). Dianium. Homenaje a Juan Chabás n.º 4, 259-270.

Molho, M. 1950. Usos y costumbres de los sefardíes de Salónica. Madrid-Barcelona, CSIC.

Nehama, J. (avec la collaboration de Jesús Cantera) 1979. Dictionnarie du Judéo-Espagnol. Madrid, CSIC.

Perez, A. Pimienta, G. 2007. Diksionario Amplio Djudeo-espanyol-Ebreo: Lashon me-Aspamia. Israel, La Autoridad Nasionala del Ladino i su Kultur, Sefarad - Instituto Maale-Adumim.

Redhouse Yeni, Türkçe – İngilizce Sözluk / New Redhouse, Turkish – English Dictionnary. 1968. Istanbul, Redhouse.

Roitman, A., 2015. El libro de Judit: historia, literatura y teología. Cuadernos judaicos 32, 237-246.

Romero, E. 1979. El teatro de los sefardíes orientales, 3 vols. Madrid, CSIC.

— 1992. La creación literaria en lengua sefardí. Madrid, Mapfre.

— 2006. Nueva bibliografía de Ediciones de obras de teatro sefardíes. Sefarad 66, 1, 83-218.

— 2016. Tres mujeres colaboradoras del periódico de Salónica La Época: de 1900 a 1907. En Bali, R. N. (ed.), Jewish Journalism and Press in the Ottoman Empire and Turkey. Istanbul, Libra Kitap.

Romeu Ferré, P. 2018. Estudio y edición de una versión sefardí aljamiada del Ma‘asé Yehudit. Sefarad 78, 1, 149-200.

— 2019. Las versiones sefardíes aljamiadas de las historias de Antíoco y Judit, en memoria de Cynthia M. Crews. Ladinar X, 101-112.

Saba-Wolfe, R. 2010. The journal La Buena Esperansa and its battle for reforms in the Jewish community of Izmir. En Díaz-Mas, P. – Sánchez Pérez, M. (eds.) Los sefardíes ante los retos del mundo contemporáneo: identidad y mentalidades. Madrid, CSIC, 141-148, 147, n. 14.

Seroussi, E. 2009. Incipitario sefardí: el cancionero judeoespañol en fuentes hebreas (siglos xv-xix). Madrid, CSIC.

Voigt, E. 1925. The Latin versions of Judith. Leipzig, Offizin W. Drugulin.

1. Todas las explicaciones léxicas se recogen en el glosario, salvo alguna excepción, porque conviene al texto, y salvo los títulos de los libros, que se traducen acto seguido a su mención.

2. Abrevio las ediciones judeoespañolas que menciono por la inicial del lugar de impresión, seguido de la fecha.

3. Véase Voigt (1925).

4. Sobre la lengua, fecha y lugar de composición y estructura y significado teológico véase Roitman (2015).

5. Véase Levine Gera (2010).

6 . Las estudió Martín Heredia (1981 y 1989).

7 . Las referenció Romero (1979, I: 567-582), quien editó además Los Macaḅeos. Teatro histórico del tiempo de los Ḥašmonaím (1979, II 1059-1072), ampliando las ediciones en su «Nueva bibliografía» (2006: 198, n. 47 y 201, n. 59).

8 . Véase Díaz-Mas (20064: 45-56).

9 . Véase también Romeu Ferré (2019: 1-12).

10. La obra anónima Ḥemdat yamim (‘Lo mejor de los días’) la publicaron Yoná Aškenazí y David Ḥaźán por primera vez en Esmirna en 1731-1732 (BHB 000138197).

11. Entiendo el ladino como la traducción palabra por palabra de los textos bíblicos, mientras que el judeoespañol designa a la lengua sefardí hablada.

12. Véase Sefardiweb del CSIC (http://sefardiweb.com/node/51).

13. Galante (1989, 3: 31); Saba-Wolfe (2010: 147, n. 14).

14. La transcripción de la carta es mía y he utilizado el mismo sistema de transcripción que para los textos anejos (véase epígrafe iX).

15. El término apócrifo (gr. από ‘lejos’ + κρυφος ‘oculto’) significaba originalmente ‘ocultar lejos’, pero luego fue derivando en ‘oculto, oscuro’, de ahí su paralelismo con el hebreo gueniźá, que en primera acepción significa ‘archivo’, pero en segunda ‘ocultación’.

16. Quiere decir que aún no habrán entrado de lleno en Ḥanuká.

17. Signaturas: S31 A 4408, SR 31 V 4408, y R 4 = YAH.A 424.

18. https://www.worldcat.org/title/kuento-del-nes-de-hanukah-guntos-lah-istoriah-de-lah-bulah-goikah/oclc/122871350&referer=brief_results [Consulta 16/11/2018].

19. Aunque nada tiene que ver, he encontrado juíca con el significado de ‘cradle’, ‘cuna’ (Borrow 1843, 2: 58).

20. http://www.hebrewbooks.org/49705, t. 2 (188, col. 1 – 196, col. 1). En la versión online la numeración de los epígrafes comienza con el #20.

21. Según Benardete (1963: 147), y han corroborado estudios posteriores, como Romero (2016: apartado 3.2, 250-255: “Proselitismo de los protestantes”).

22. Porque ocurre en 18 de adar, con el rey Seleuco, en Jerusalén, y con Judit, hija de Aḥitov.

23. Boyd-Taylor (2007: 441-455).

24. #6, 2.º pár. E1904-E1905 el kohén gadol Eliaquim; E1913 el kohén gadol Eliacum.- #7, 3r. pár. y del poco mantemimiento; E1905-E1913 y del poco mantenimiento.- #11: E1904 con con bendiciones; E1905 –; E1913 con bendiciones.- #12, 3r. pár.: E1904 granse señora; E1905 grande señora.

25. En E1905 y E1913, en cambio, sin tilde en el #2 y en el #3 la primera ocurrencia con tilde y la segunda sin. En E1913 es Arparǰad, con reš en lugar de bet.

26. Como en E1905, pero en E1913 la primera sin tilde y la segunda con.

27. Pero sin tilde en E1913 en #7 y con en #8 y #9.

28. También en E1913. Sin embargo encontramos fasta sin tilde en #16. Y ĝeneral escrito con záyin con tilde en lugar de guímal con tilde en #22.

29. Distinto es el caso de E1913, cuyas dos ocurrencias se escriben con sámej, permitiendo la lectura a la francesa de embasadores.

30. También en E1913, como #9 reušera y #14 aḅaǰar sin tilde.

31. Pero con un amago de tilde en E1913.

32. Centrado en la columna en tres líneas: Yehudit | o | la bula ĵuíca.

33. No he identificado esta región.

34. Galitzia es una región de Europa del Este delimitada por los austriacos para determinar las áreas de la Pequeña Polonia, Rutenia Roja y pedazos de Volinia y Podolia que Austria se anexó en 1772. La primera capital de la región fue Halicz (de ahí el nombre de Galitzia), en la actual Ucrania.

35. Cracovia es la capital del voivodato de Pequeña Polonia y una de las ciudades más grandes, antiguas e importantes de Polonia.

36. No he identificado este distrito.

37. Evidentemente, no puede tratarse de Vilna, capital de Lituania, mucho más al norte.

38. Quizás Dobrzyców, Zręczyce, pequeña aldea en el voivodato de la Pequeña Polonia, al sureste de Cracovia, en el distrito o poviat de Wieliczka. Lo escrito entre comillas está en caracteres cuadrados en el original.

39. A la vista de esta irónica explicación, podría ser que incluso los nombres de los lugares antes mencionados fueran en parte inventados.

40. Ciudad no identificada. Al parecer, está fuera de toda duda que el narrador describe en las versiones más amplias, un lugar real con el que está personalmente familiarizado: una gran ciudad en el monte de Samaria, en el camino directo de Jezreel a Jerusalén.

41. ‘Media’ o el imperio medo, con capital en Ecbatana, correspondía en la antigüedad a la región poblada por los medos entre el mar Caspio y los ríos de Mesopotamia.

42. ʿIrāq-i-ʿAjam (‘el Iraq persa’), término histórico de la región centro-occidental de Irán. Desde los siglos xi al xix, el nombre de Iraq refería a dos regiones vecinas: ʿIrāq-i-ʿArab (‘el Iraq árabe’) y ʿIrāq-i-ʿAjam. El Iraq árabe correspondía con la antigua Babilonia (ahora centro-sur de Iraq), y el Iraq persa correspondía con la antigua Media (ahora centro-oeste de Irán).

43. Ecbatana, Hamadán, en el actual Irán. Los griegos la suponen capital de Media.

44. Oğuz era el nombre de una antigua confederación de pueblos túrquicos. Recibieron el nombre por su legendario capitán, Oğuzhan (Jaghan Oğuz). La oğuz era una de las federaciones tribales más importantes en el imperio de los túrquicos y creo que aquí se refiere a la región perteneciente al Imperio otomano en esa zona, entre los mares Caspio y Arad.

45. Holofernes se escribe en los tres textos siempre Aleforan (אליפורן).

46. Ciudad indeterminada de la que no se concreta la ubicación.

47. Ju 4,6 presenta al sumo sacerdote Eliaquim, cuyo nombre aparece más adelante como Yoyaquim (Ju 15,9).

48. Ṿiva Yehudit en caracteres cuadrados, en tamaño mayor y centrado en el texto.

49. Así como otros lapsus parecen inadvertidos, este párrafo claramente se omite porque no cabía en la página.

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.




eISSN 2340-2547 | ISSN. 1696-585X | Depósito legal: GR: 121-1959.

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported.